Compartir

La salud, tal como la define la Organización Mundial de la Salud, es “un estado de completo bienestar físico, mental y social”. En este sentido, el bienestar mental es una parte fundamental de ella, por lo que debes darle su debida atención.
 
El confinamiento es una cuestión que atañe a toda la población, ya que ha significado un cambio en la forma en que se desenvolvía la vida, lo cual puede ser fuente de angustia para cualquier persona.
Las restricciones establecidas por el confinamiento han afectado mucho a la sociedad, produciendo en las personas estrés y ansiedad, los cuales aumentan al limitarse el contacto social.
 
Aún sin llegar a grandes niveles de ansiedad, puede que por momentos te sientas triste, ansioso, preocupado, o que tengas dificultades para retomar tu vida social por miedo a contagiarte, sobre todo si tú o alguien cercano a ti forma parte de un grupo de riesgo. Pero es fundamental que mantengas tus lazos sociales y no te encierres en ti mismo. 
 
Puedes adoptar medidas de cuidado para reducir el riesgo de contagio lo máximo posible y retomar tu vida social. Aquí te brindamos algunos consejos que te pueden orientar para seguir cuidando tu bienestar, tanto físico como mental:
 
    1. Nutrición
 
La nutrición es fundamental para una vida saludable y se vuelve aún más importante para el buen funcionamiento de tu sistema inmune. Si bien no es posible lograr una inmunidad total, hay ciertos alimentos que te pueden ayudar a mantenerte fuerte y sano.
 
Además, durante la pandemia han incrementado el sobrepeso, el desacondicionamiento y la diabetes, por lo que es importante recuperar el sentido de las comidas, tal como las realizabas antes. 

 
Recuperando tus hábitos de alimentación saludable no solo nutrirás tu salud física, sino que contribuirás a un mayor bienestar mental para ti.
 
    2. Lazos sociales
 
Mantente acompañado y en contacto con tus afectos. Recuerda que cuidarte en las circunstancias actuales no implica permanecer encerrado. Siempre puedes reunirte en espacios abiertos, utilizar tu cubrebocas y/o abrir ventanas para mantener los espacios ventilados. 
 
Por otro lado, es importante mantenerte informado, pero trata de escoger diversos temas de actualización que incluyan noticias culturales y de arte, que pueden ayudar a mejorar tu estado de ánimo.
 
    3. Hábitos saludables
 
Es importante que vayas retomando, en la medida que te sea posible, hábitos saludables como la actividad física, trabajando en tu corazón y pulmones, entre otros. Asimismo, procura respetar tiempos de trabajo y descanso, así como realizar cada día alguna actividad que te haga sentir bien. 
 
Toma tiempo para ti, para permitirte sentir y reconocer tus sentimientos, no tienes que “ser productivo” en todo momento. Explora nuevas actividades y descubre qué te hacen sentir mejor. 


Recuerda que cada uno afronta en forma diferente las situaciones, a veces encontrar la mejor forma para hacerlo puede requerir ayuda de un profesional.

 

El equilibrio en la vida no es estático, siempre vale la pena explorar nuevas herramientas y experiencias para mantenerlo. 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

1. Memorial Sloan Kettering Cancer Center. Cómo hacer frente al estrés y la ansiedad causados por la COVID-19 [Internet]. MSKCC.org [citado el 22 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://www.mskcc.org/es/cancer-care/patient-education/managing-stress-and-anxiety-caused-covid-19

2. Wolfson, B. J. Puedes ver a amigos y familiares durante la pandemia pero sigue estas reglas [Internet]. Kaiser Family Foundation [citado el 30 de noviembre de 2021]. Disponible en: https://khn.org/news/puedes-ver-a-amigos-y-familiares-durante-la-pandemia-pero-sigue-estas-reglas/